El otoño, el frío y nuestro estado de ánimo

Con la llegada del otoño cambiamos de estación, y tenemos que adoptar nuevos hábitos, los días se acortan y cambia el color del cielo de azules vivos a tristes grisáceos, se acaban las cenas en terrazas de verano, escapadas a la playa o largos paseos al acabar la tarde con un sol que trasmite alegría de vivir.

También varía nuestra indumentaria, cambiamos la ropa cómoda y ligera, los bañadores de colores alegres, las sandalias, los abanicos o las gafas de sol por sobrios abrigos de tonalidades oscuras, chaquetas, corbatas, bufandas, impermeables o paraguas. Y estos cambios, tan habituales por otro lado, sin duda afectan a nuestro estado de ánimo.

Parece ser que el cuerpo humano tarda hasta 7 días en acostumbrarse a los cambios de temperatura y que los cambios de presión atmosférica, humedad, lluvia, nieve o viento afectan directamente a nuestro carácter y estado anímico.

Los efectos no se presentan con la misma intensidad en todo el mundo y depende del grado de susceptibilidad de cada uno de forma que parecen afectar más a las mujeres que a los hombres.
El calor y especialmente el sol nos producen alegría, nos genera ganas de vivir, de salir a la calle, de sonreír, de empezar un nuevo día con ganas y pero también incentivan a la distracción.
Por el contrario el frío produce estados anímicos más bajos que nos hace estar mas serios y acrecentar nuestros pequeños problemas produciéndonos malestar emocional e inseguridades.

Sin embargo, todo no van a ser malas noticias. El frío favorece la productividad laboral ya que nos ayuda a concentrarnos y a centrarnos en nosotros mismos lo que conlleva que la capacidad de trabajo aumente. El frío y la menor cantidad de horas de sol nos disciplina, nos invita al recogimiento y al hogar, sintiendo que la diversión puede esperar a “tiempos mejores”. En este sentido, estos meses de frío también nos ofrecen la oportunidad de disfrutar de ciertos placeres: alimentos como el chocolate negro nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo, debido a que aumenta los niveles de serotonina y endorfinas, sustancias que mejoran la calidad de nuestro sueño y nos alejan de la tristeza.

El otoño y los meses de invierno no deben alejarnos del bienestar, por ello debemos anticiparnos a nuestro cerebro y antes de que nos invada la idea de un otoño largo, triste, frío y aburrido, pensemos en combatirlo con motivación, pensando ser más productivos en nuestro trabajo, poniéndonos pequeñas metas que nos hagan sentir bien. Es buen momento para las reuniones con la familia y amigos y para el disfrute de la intimidad con uno mismo en el calor del hogar.

Quiero  los artículos de Revista nVitrina en mi e-mail! Suscríbete Aquí

Gracias por tu visita!

Seamos gorditas, plus o curvy, simplemente somos "eXtra Lindas" Ayuda a difundir este espacio donde nuestras curvas son las protagonistas.

Lo más leído

ROPA DE MODA PARA GORDITAS 2017 OUTFITS OTOÑO INVIERNO 2017

ROPA DE MODA PARA GORDITAS OTOÑO INVIERNO 2016 2017 | WINTER OUTFIT

Outfits con botas para mujeres plus size

Que escote usar si soy gordita

Fashion Big Size Dress Night Fashion

¿Cómo combinar animal print si soy gordita?

COSMA colección Primavera Verano 2018

¿Qué tipos de faldas usar si soy gordita?

10 Características de la mujer moderna