20 Razones por las que no Adelgazas


¿ POR QUÉ NO ADELGAZO ?


Cuando pierdes peso, tu cuerpo se defiende.

Puedes ser capaz de perder mucho peso al principio, sin que te cueste mucho esfuerzo.

En este artículo te voy a explicar 20 razones por las cuales no estás perdiendo peso.

También contiene consejos para romper el estancamiento en tu pérdida de peso y ser capaz de continuar avanzando para conseguir tus objetivos.

1- TAL VEZ ESTÉS PERDIENDO PESO SIN DARTE CUENTA

Puede ser que estés en un momento de estancamiento, pero no por ello debes de preocuparte.

Es muy común que la báscula no se mueva en un par de días ( semanas incluso ). Esto NO significa que no estés perdiendo grasa.

El peso corporal tiende a fluctuar en un pocos kilos. Depende de los alimentos que estés comiendo, y las hormonas también pueden tener un efecto importante en la cantidad de agua que retiene tu cuerpo ( especialmente en mujeres ).

Además, es posible que estés ganando músculo al mismo tiempo que pierdes grasa. Esto suele ser muy común cuando has empezado recientemente a hacer ejercicio.

Esto es algo positivo, ya que lo más importante es perder grasa, no sólo kilos de peso.

Es una buena idea que utilices algo diferentes a la báscula para medir tu progreso. Por ejemplo, puedes medirte la circunferencia de tu cintura o tu porcentaje de grasa corporal una vez al mes.

También puede ser muy revelador, el ver cómo te va quedando la ropa o cómo te ves tu mism@ en el espejo.

A menos que tu peso se haya atascado en el mismo punto durante 1 – 2 semanas, entonces en probable que no tengas que preocuparte por nada.

2- ESTÁS PERDIENDO DE VISTA LO QUE ESTÁS CONSUMIENDO

La conciencia es muy importante si estás tratando de perder peso. Mucha gente no tiene ni idea de lo mucho que está comiendo.

Los estudios nos han demostrado que hacer un seguimiento nos ayuda a perder peso. Las personas que usan diarios de alimentos, o que toman fotos de sus comidas, pierden sistemáticamente más peso que las personas que no lo hacen.


3.- NO ESTÁS COMIENDO SUFICIENTES PROTEÍNAS

La proteína es el nutriente más importante a la hora de perder peso.

Comer proteína en un 25-30% de las calorías del día nos ayuda a aumentar el metabolismo en 80-100 calorías/día y hace que de manera automática comamos varios cientos de calorías menos al día. También reduce de manera importante la ansiedad y el deseo de picar.

Esto es debido en parte a los efectos de las proteínas en las hormonas que regulan el apetito, como la grelina y otras.

Es clave que empieces el día con un buen desayuno y que esté tenga una parte de proteínas. Los estudios demuestran que las personas que desayunan alimentos con un alto contenido en proteínas tienen menos hambre y sienten menos antojos a lo largo del día.

Una alta ingesta de proteínas también nos ayuda a prevenir la desaceleración metabólica, un efecto secundario muy común en la pérdida de peso. También nos ayuda a prevenir que recuperemos el peso perdido.



4- ESTÁS COMIENDO DEMASIADAS CALORÍAS

Un gran porcentaje de las personas que tienen problemas para bajar de peso simplemente están comiendo más calorías de las que deben.

Puedes pensar que este no es tu caso, pero ten en cuenta que los estudios nos demuestran que las personas tienden a subestimar su consumo de calorías en una cantidad importante.

Si no estás perdiendo peso, entonces trata de sopesar tus alimentos y haz un seguimiento de tus calorías durante un tiempo.

El seguimiento también es importante si estás tratando de alcanzar un objetivo determinado con un nutriente, como por ejemplo conseguir que el 30% de las calorías que comes al día vengan de las proteínas. Esto puede ser imposible de lograr si no haces el seguimiento correctamente.

Generalmente no es necesario que cuentes calorías para el resto de tu vida. Yo personalmente lo hago cada pocos mese durante unos días para conocer de una manera más o menos exacta las calorías que estoy comiendo.



5.- NO ESTÁS COMIENDO ALIMENTOS ENTEROS

Es tan importante la calidad de los alimentos como la cantidad.

Comer alimentos saludables ayuda a mejorar tu salud y a regular el apetito.

Ten en cuenta que muchos alimentos procesados que están etiquetados como ” alimentos sanos ” en realidad no lo son. Así que pásate a los alimentos enteros en la medida que te sea posible.

6- NO HACES ENTRENAMIENTO DE FUERZA

Una de las cosas más importantes que puedes hacer cuando estás llevando a cabo un plan para adelgazar en hacer algún tipo de entrenamiento de resistencia, como levantar pesas.

Eso te ayudará a mantener la masa muscular, de lo contrario podría ser quemada al mismo tiempo que la grasa, y eso será perjudicial para tus objetivos.

El levantamiento de pesas también puede ayudar a prevenir la ralentización del metabolismo.

Seguro que no quieres perder un montón de peso y después dar una imagen de “flaco-gordo”.

7- TE DAS ATRACONES ( INCLUSO DE ALIMENTOS SANOS )

Los atracones de comida son un efecto secundario muy común cuando se están haciendo dietas. Consiste en comer grandes cantidad de comida de forma rápida, más comida de la que nuestro cuerpo necesita.

Esto es un problema bastante grande para muchas personas que hacen dieta. Algunos de ellos se dan atracones de alimentos basura, mientras que otros lo hacen de alimentos sanos, incluidas las nueces, mantequilla de frutos secos, chocolate negro, queso, etc.

Incluso aunque los alimentos sean sanos, las calorías cuentan. Dependiendo del volumen, sólo con un atracón puedes estar echando por tierra el buen trabajo realizado durante una semana..

8- NO HACES CARDIO

Por alguna extraña razón, el cardio ( correr, andar, nadar, etc ) ha recibido mala fama en los últimos tiempos.

Sin embargo, es una de las manera más efectivas para mejorar la salud. También es muy eficaz en la quema de grasa abdominal, la grasa perjudicial ” visceral ” que se acumula alrededor de los órganos y que puede provocar diferentes enfermedades.

9.- SIGUES BEBIENDO AZÚCAR

Las bebidas azucaradas son uno de los grandes responsables de que muchas personas engorden. Nuestros cerebros no consiguen compensar las calorías que hay en ellas haciéndonos comer menos de otros alimentos.

Cuando hablamos de bebidas azucaradas no lo haces sólo de bebidas como Coca-Cola o Pepsi, también estamos hablando de supuestas ” bebidas sanas ” que en la realidad van llenas de azúcar.

Incluso los zumos de frutas pueden ser un problema, y no deben ser consumidos en grandes cantidades. Un sólo vaso puede contener una cantidad similar de azúcar a la de varias piezas de fruta.

10- NO ESTÁS DURMIENDO BIEN

hombres dormir espermatozoides

Dormir bien es una de las cosas más importantes a tener en cuenta para una buena salud física y mental, así como para perder peso.

Los estudios nos demuestran que la falta de sueño es uno de los mayores factores de riesgo para la obesidad. Adultos y niños con falta de sueño tienen un 55% y un 89% más de riesgo que convertirse en obesos, respectivamente.

11.- NO ESTÁS REDUCIENDO LOS CARBOHIDRATOS

Si tienes una gran cantidad de peso que perder, y / o si tienes problemas metabólicos como diabetes tipo 2 o prediabetes, entonces es posible que debas considerar una dieta baja en carbohidratos.

Los estudios nos han demostrado que una dieta de este tipo provoca hasta 2-3 veces más pérdida de peso que una dieta baja en grasas, la cual desgraciadamente suele ser muy recomendada.

Las dietas bajas en carbohidratos también ayudan a mejorar ciertos marcadores metabólicos, como los triglicéridos, el colesterol HDL y el azúcar en sangre, por nombrar sólo unos pocos.

12- ESTÁS COMIENDO DEMASIADO A MENUDO

Es un mito que todas las personas deban de comer muchas comidas pequeñas a lo largo del día para conseguir aumentar el metabolismo y perder peso.

Los estudios han demostrado que comer de manera frecuente tiene poco o ningún efecto sobre la quema de grasa o la pérdida de peso.

También es difícil estás preparando y comiendo comida todo el día. Hace que la nutrición saludable sea mucho más complicada.

Incluso hay un método de pérdida de peso muy eficaz llamado ayuno intermitente, que implica deliberadamente largos períodos de tiempo sin comida ( 15-24 horas o más ).

13.- NO BEBES AGUA POTABLE

El agua potable tiene beneficios en la pérdida de peso.

En un estudio de 12 semanas de pérdida de peso, las personas que bebieron medio litro de agua 30 minutos antes de las comidas perdieron un 44% más de peso.

También se ha demostrado que el agua potable ayuda a aumentar la cantidad de calorías quemadas en un 24-30% durante un periodo de 1,5 horas.

14.- ESTÁS BEBIENDO DEMASIADO ALCOHOL

Si te gusta el alcohol, pero quiere perder peso, entonces estás en un problema. La cerveza, el vino y las bebidas alcohólicas azucaradas son muy altas en calorías.

También hay que tener en cuenta que el alcohol en sí tiene alrededor de 7 calorías por gramo, lo cual es mucho.

Dicho esto, los estudios realizados sobre el alcohol y los efectos en el peso son mixtos. Un consumo moderado de alcohol parecer ser correcto, mientras que un consumo exceso de alcohol está vinculado a la ganancia de peso.

15- COMER DE MANERA CONSCIENTE

Una técnica llamada comer consciente puede ser una de las herramientas más eficaces para conseguir bajar de peso.

Se trata de la desaceleración, del comer sin distracciones, saboreando y disfrutando de cada bocado, mientras escuchas las señales naturales que te manda tu cerebro ( en las cuales te indica que ya ha tenido suficiente ).

Numerosos estudios han demostrado que comer de manera consciente nos ayuda a perder peso y a reducir los atracones.

Estos son algunos consejos para comer de manera más consciente:

Come con cero distracciones, sólo tú y la comida, sentados en una mesa.
Come despacio y mastica bien los alimento. Trata de ser consciente de los colores, olores, sabores y texturas.
Cuando tengas la sensación de saciedad, bebe un poco de agua y deja de comer.


16.- ALGUNA CONDICIÓN MÉDICA ESTÁ DIFICULTANDO LAS COSAS.

Hay algunas condiciones médicas que pueden provocar un aumento de peso y hacer que sea mucho más difícil perder peso.

Algunas de ellas son: Hipertiroidismo, síndrome de ovario poliquístico y apnea del sueño.

Ciertos medicamentos también pueden hacer más difícil la pérdida de peso, o incluso provocar que ganemos peso.

Si crees que algo de esto te puede estar afectando, entonces habla con tu médico sobre ello.

17- ERES ADICTO A LA COMIDA BASURA

Según un estudio realizado en 2014, alrededor del 19.9% de las personas eran adictas a la comida.

Las personas que tienen este problema utilizan la comida basura de manera parecida a la que los drogadictos utilizan las drogas.

Si eres adicto a la comida basura, entonces simplemente comer menos o cambiar tu alimentación puede parecer misión imposible. En este caso te aconsejaría pedir ayuda.

18- HAS PASADO HAMBRE DURANTE MUCHO TIEMPO

No es una buena idea el estar a ” dieta ” durante mucho tiempo.

Si durante meses has estado perdiendo peso y has llegado a un estancamiento, entonces es mejor que te tomes un descanso.

Aumenta las calorías que comes en varios cientos cada día, duerme más y levanta algunas pesas con el objetivo de estar más fuerte y ganar un poco de músculo.

Trata de mantener tus niveles de grasa corporal durante 1-2 meses antes de empezar a tratar de bajar de nuevo.

19.- TUS EXPECTATIVAS SON REALISTAS

La pérdida de peso generalmente es un proceso mucho más lento de lo que la mayoría de la gente quiere.

Aunque a menudo es posible perder peso de manera rápida al principio, muy pocas personas pueden continuar bajando peso a un ritmo de más de 1 kilo a la semana.

Otro gran problema es que muchas personas tienen expectativas poco realistas de lo que se puede logar con una dieta sana y ejercicio.

La verdad es que no todo el mundo puede llegar a ser un modelo de aptitud o un culturista. Las fotos que ves en las revistas y en otros lugares suelen estar retocadas con Photoshop, la realidad, es que nadie se parece a ellas.

Si ya has perdido algo de peso y te sientes bien contigo mismo, pero la báscula parece no querer moverse más, entonces quizás deberías aceptar a tu cuerpo tal como es.

En algún momento, tu peso va a llegar a un punto de ajuste sana donde tu cuerpo se siente cómodo. Tratar de ir más allá puede no merecer la pena, llegando incluso a ser imposible para ti.

20.- ESTÁS DEMASIADO CENTRADO EN LA ” DIETA “

Las ” dietas ” casi nunca funciona a largo plazo. En todo caso, los estudios muestran que las personas consiguen aumentar de peso cuando están a dieta mucho tiempo.

En vez de enfocarte sólo en ” estar a dieta “, fija tu objetivo en convertirse en una persona más feliz, más sana y en forma.

Fija tu objetivo en dar una buena nutrición a tu cuerpo, no en privarle de ella, y deja que la pérdida de peso ocurra como un efecto secundario natural.
por Marcos Meilán
adelgazarrapidoweb.com

Selección de artículos para ti 

Quiero  los artículos de Revista nVitrina en mi e-mail! Suscríbete Aquí