7 consejos “muy útiles” para cuidar tu dieta en invierno


Ya estamos en días fríos y nos apetecen muchos alimentos que no nos ayudan a mentener la figura, pero son exquisitos y los mejores aliados para los días donde las nubes y la lluvia son los protagonistas. La idea es siempre tratar en lo posible de mantenernos en un peso adecuado no sólo para vernos lindas y atractivas con las tendencias que nos trae esta temporada invernal, sino también para sentirnos bien con nosotras mismas. A continuación un artículo muy interesante que nos brinda algunos datos útiles acerca de cómo llevar una dieta en invierno y  no engordar en el intento. 
  
Mantener una alimentación saludable es una tarea de todos los días. Según sea la temporada del año, se recomienda aumentar el consumo de ciertos alimentos. Especialistas recomiendan seguir específicamente una dieta para invierno porque el organismo tiene que soportar temperaturas bajas.

"La dieta que resulta efectiva durante el verano no es igual de eficaz para invierno, ya que es demasiado ligera para las necesidades reales del organismo, explica información de la Secretaría de Salud de Querétaro.

Dieta para invierno

De acuerdo con dicha institución, en invierno, la clave es comer de todo pero en pequeñas porciones. Evitar bebidas azucaradas, como refrescos y jugos.

Lo más importante de esta temporada de invierno es tomar en cuenta las porciones de los alimentos, no excederse y combinarlos de forma adecuada", señala la institución de Salud.

Lo anterior es importante para no aumentar de peso, ya que durante el invierno la tendencia es consumir más calorías.

Las ensaladas son poco tentadoras con el frío y se antojan más los alimentos calientes, que suelen provocar aumento de peso. La clave está en conocer qué alimentos consumir y cuidar las porciones", recalca Secretaría de Salud de Querétaro.

A fin de evitar el sobrepeso y las enfermedades respiratorias, comunes en esta temporada del año, lo ideal es seguir estas recomendaciones.

1. Evita cremas como entrada en la comida. Podrías reemplazarlas por sopa de verduras, consomés de pollo, caldo de res, pescado o camarón. Al prepararlas en casa contienen menos calorías.

2. Aumenta el consumo de condimentos. La cebolla y ajo protegen al organismo de las infecciones respiratorias. Contienen propiedades antisépticas que combaten microorganismos y mucolíticas que favorecen la expulsión de moco.

3. Incrementa el consumo de yogur. Si estas bajo tratamiento médico debido a una infección respiratoria, protege tu flora intestinal con el consumo de yogur (bajo en grasa) y fruta fresca.

4. Reemplaza azúcar por miel. La miel aporta mayor energía y favorece la salud de las vías respiratorias, lo cual te protege de gripe, tos o resfriados.

5. Consume vitamina A. Este nutriente protege del frío a la piel y evita que tus labios se agrieten. Los alimentos que puedes aumentar en tu dieta son leche, queso fresco y huevo.

6. Eleva el consumo de vitamina C. Para una nutrición saludable en época invernal se recomienda incluir en la dieta alimentos ricos en vitamina C,  ya que estimula el sistema inmunológico y protege de los síntomas de los resfriados. Se encuentra en mayor cantidad en cítricos como naranja, mandarina, limón, lima, toronja, guayaba y tejocote.

7. Mantente hidratada. Para evitar la descompensación del organismo, la recomendación es mantenerte hidratada. Beber por lo menos ocho vasos de agua. Lo puedes lograr tomar uno al despertar, otro en el desayuno, dos al medio día, uno en la comida, dos durante la tarde y, uno en la noche, sugiere la nutrióloga Alejandra Matías Serrano.

Estos son algunos consejos "últiles" que podrías seguir para cuidar tu dieta. De esta forma le haces frente a las enfermedades respiratorias y evitas aumentar de peso durante esta temporada de invierno. ¡Cuida tu salud y figura! 
salud180

Selección de artículos para ti