Gastrosexuales: los hombres que cocinan para seducir mujeres


Nueva tribu urbana: caballeros que buscan ganarse el corazón de las chicas moviendo la sartén. ¿Tienen éxito?

Dicen al corazón de un hombre se llega a través del estómago, pero... ¿se aplica el mismo dicho popular para conquistar a una mujer? Así lo cree un creciente número de hombres que, antes de tonificar su cuerpo en el gym o aprender a tocar la guitarra, prefieren poner en práctica las artes culinarias como arma de seducción. Son “los gastrosexuales”, una nueva generación para la que esta actividad, más que una tarea doméstica, es una estrategia de levante. 

El término fue acuñado por primera vez en una reciente investigación de la consultora inglesa Future Foundation, encargada por la empresa Pur Asia para el lanzamiento de un nuevo producto. La compañía buscaba conocer la relación entre hombres, comida y cocina. “Queríamos saber si los hombres estaban cocinando más, por qué lo hacían y qué motivaba esos deseos. El fin era averiguar sus habilidades culinarias y los factores que influían en sus elecciones", detalló Paul Aikens, director de marketing de Pur Asia.

MUCHO MAS QUE MILANESAS
¿Quiénes forman parte de esta nueva tribu urbana? Según el estudio, son jóvenes profesionales, de entre 25 y 44 años y estatus social elevado, que tienen una personalidad ambiciosa, apasionada y una clarísima vocación de impresionar a los demás. El 48 por ciento de ellos dice sentirse atraído por personas hábiles en la cocina, mientras que el 23 por ciento confiesa que se han iniciado en esta actividad para seducir mujeres. 

Sabe que una buena mesa preparada con un plato rico, original y bien presentado, genera un escenario íntimo e irresistible. Por eso no le basta con freir un par de milanesas a su invitada ocasional, sino que busca impresionarla con proezas culinarias que implican varios viajes a los mercados locales y productos o especias traídos de países exóticos.  

HACEN CURSOS Y SABEN DE VINOS
Si bien en el ritual busca conseguir algún beneficio, esta tribu tiene un genuino interés por la gastronomía. El verdadero gastrosexual está al tanto de las últimas tendencias, lee revistas de gastronomía, hace cursos y asiste a catas de vino. Además, sabe a qué restaurantes ir, qué platos pedir y con qué vino maridarlos. 
Un factor clave que explica el fenómeno es el reconocimiento y auge que muchos chefs internacionales han tenido en la última década, a los que los gastrosexuales siguen como estrellas de rock. Ellos citan a Jamie Oliver, tienen a Gordon Ramsay como ídolo indiscutido y son fanáticos de programas como Masterchef y Hell's Kitchen, en los que la masculinidad, competencia y agresividad son características ponderadas. 
Chicas: ahora ya saben a qué atenerse cuando uno de estos especímenes, que manejan ollas y sartenes con fines non sanctos, las inviten a cenar a casa. Él podrá resultar ser un plomo, pero al menos la cena será un manjar.
Por Rosario Fernández Arias
planetajoy.com

Selección de artículos para ti 

Quiero  los artículos de Revista nVitrina en mi e-mail! Suscríbete Aquí