10 IDEAS SI ESTÁS SOLTERA EN SAN VALENTÍN


Estar soltera en San Valentín no parece plato de buen gusto pero, ¿quién necesita pareja para pasarlo bien?
Un año más vuelve San Valentín, con su empeño por el consumismo a gran escala de forma impuesta, además del exceso de expresión emocional también de forma impuesta. Con lo bonito que es demostrarle a quien quieres cuánto le quieres cualquier día del año, sin motivo aparente. Normalmente, el día de los enamorados genera más expectativas en el género femenino pero, ¿qué pasa cuando estás soltera?

Ser feliz y tener pareja no van unidos. Cada cual es como es y una persona no es menos por estar soltera. ¿Necesitas a un hombre para sentirte bien contigo misma? Si la respuesta es afirmativa, tendrás que trabajar tu amor propio desde dentro, porque la respuesta correcta nunca viene del exterior. De todas formas, este San Valentín será insuperable y, ¿sabes por qué? Porque existes, te tienes, te quieres y te lo vas a demostrar.

¿Cómo? Aquí te dejo algunas ideas. Porque no se acaba el mundo por estar soltera. Más bien al contrario, todas las cartas están sobre la mesa. No tengas prisa por escoger.

1. Mímate. Es el día de los enamorados. Lo mínimo que podrías hacer es demostrar cuánto te quieres cuidándote tal como mereces. Con el ritmo de vida que llevamos, casi nunca encontramos un momento para parar, descansar y dedicarnos tiempo a nosotras mismas. Ya es hora de hundir las obligaciones en esa bañera con sales y música que te espera. O por qué no, aprovecha para hacerte la manicura, pedicura, mascarilla facial incluida, o date un buen masaje corporal con la loción hidratante que mejor huela. Es tiempo para ti.

2. Quédate en casa. ¿Quién quiere pasar frío un sábado noche pudiendo estar todo el santo día tirada en el sofá o en la cama viendo películas? Románticas, de acción, de terror, drama para darle un poco de realidad a este día tan empalagoso. Tú eliges. También puedes aprovechar para estudiar ese master online que dejaste abandonado desde que te apuntaste, acabarte ese libro que parece interminable, ponerte al día con las tareas pendientes de la carrera o apuntarte a los cursos y clases que siempre habías querido (cocina, idiomas, baile..).

3. El secreto está en el azúcar. Otra de las opciones más apetecibles para demostrarte cuánto te quieres es darte un capricho (o los que sean) Yo, por ejemplo, me compro cada año algo de repostería DIY para prepararlo nada más llegar del trabajo. Una tarta Cheesecake de Royal, masa de brownies americanos, masa para muffins de arándanos, bizcocho al yogur de limón... Un día es un día. Seguro que tu rutina lo entenderá. Si no te apetece nada cocinar, siempre puedes acabar en el Dunkin' Donuts.

4. Sal por tu cuenta. No esperes a que alguien te invite a ir al cine o al teatro. ¿Que te apetece ir? Pues ve tú sola. Te sentirás bien contigo misma al comprobar que eso de que "el mundo está hecho para dos" es mentira.

5. Noche de chicas. Reúnete con tus amigas y pasad una noche inolvidable, como una noche cualquiera. Lo importante no es el plan, sino la compañía.

6. Monta una fiesta. Tira la casa por la ventana y vuélvete loca. Y quién sabe, a lo mejor conoces a alguien interesante mientras te lo pasas en grande.

7. Alégrale el día a alguien. Escribe una carta anónima y déjala caer en el autobús, metro o en la calle. Ten un gesto con alguna persona que lo esté pasando mal, ayuda a alguien, dile a tus padres cuánto los quieres, cómprale un detalle a tu hermana... En definitiva, regala lo que sientes a la gente que más te importa. Seguro que no se lo esperan. Y nunca viene mal que nos recuerden que nos quieren.

8. No hagas absolutamente nada. Aunque esto sea más de hombres que de mujeres, nosotras también podemos intentar construir nuestra "nothing box" y cambiar de canal cada dos segundos sin ver absolutamente nada, mantener la vista fija en el techo sin pensar en nada y dejar que el tiempo pase sin sentirnos agobiadas o presionadas.

9. O hazlo todo. Ponte a prueba y sal a correr, supérate, ve al gimnasio, apréndete una coreografía, ponte a cantar delante de la cámara de tu ordenador y grábate, juega a la playstation, monta un blog, escribe el comienzo de tu próxima novela, ponte a tocar el piano o la flauta travesera, salta sobre la cama escuchando a P¡nk, vete a la peluquería y cámbiate de look solo porque sí o derrocha tu presupuesto en una tienda de ropa. Porque te quieres.

10. Un plan. Cincuenta Sombras de Grey + Chocolate = la solución perfecta para cuando te dé el bajón emocional y eches de menos estar con alguien. Eso y dejarte querer mucho por tus amigas, que al fin y al cabo, su amor es incondicional y no se irá con otra. Pero al igual que te digo Cincuenta Sombras de Grey, también te puedo recomendar Birdman, La teoría del todo o Magia a la luz de la luna. Será por películas. Pero que el chocolate no falte. Y las palomitas.

No necesitas tener pareja para hacer lo que quieras, sentirte guapa y en definitiva, ser feliz. El mundo está a tus pies. Aprovecha ahora que no tienes que compartirlo, porque cuando abandones la soltería la echarás de menos.
theidealist.es

Selección de artículos para ti

Quiero  los artículos de Revista nVitrina en mi e-mail! Suscríbete Aquí

Lo más leído

Tips de Estilismo Para Chicas Curvy

10 Características de la mujer moderna

Cómo detectar si tienes un esposo gay