Alergias de verano

El verano y, con él, las alergias típicas de la época. El polen, la exposición al sol y las picaduras de insectos pueden empeorar la situación. Un estudio detalla cuáles son los factores de riesgo y cómo podemos evitarlos.
La Estación Aerobiológica Buenos Aires hizo un informe sobre el impacto medio ambiental de las enfermedades alérgicas. Entre sus conclusiones, detallaron cuáles son los factores de riesgo que nos llevan a tener alergias en el verano:
1) El polen
Suele provenir de flores pequeñas, como las gramíneas, pastos y la mayor parte de los cereales. También de las compuestas, como yuyos, malezas y girasol.

En los alérgicos provoca congestión ocular y nasal con intenso lagrimeo, picazón de ojos y nariz, estornudos frecuentes, descarga de mucosidad y crisis de asma.
Cómo reducir la exposición al polen:

* Mantener las ventanas cerradas y disminuir las actividades al aire libre en las horas de máxima polinización: últimas horas de la mañana y primeras de la tarde.

* Mantener cerradas las ventanillas cuando se viaja en auto.

* Usar aire acondicionado con filtros para polen (la mayoría de los vehículos nuevos los traen).

* Tomar las vacaciones durante el período de menos polinización y elegir una zona con poca concentración de granos de polen, por ejemplo, la playa.

* Tomar la medicación indicada por el alergólogo.

* Evitar cortar el césped o acostarse sobre él.

* No secar la ropa al aire libre durante la época de polinización, porque el polen puede quedar atrapado en la tela.

* Usar anteojos de sol para disminuir el impacto de los granos en los ojos.

En la actualidad hay medicamentos que alivian los síntomas y, también, tratamientos inmunológicos que reducen la sensibilidad a estos agentes.
2) Los insectos

Las picaduras de abejas, avispas y hormigas coloradas pueden llegar a ser muy severas y, en ocasiones, provocan reacciones anafilácticas: aparecen ronchas, inflamación en la garganta, dificultad para respirar, mareos, dolores abdominales, náuseas, vómitos y, a veces, convulsiones.

Los mosquitos suelen provocar en la piel de algunas personas sensibles, especialmente en niños, reacciones muy molestas con gran hinchazón y picazón, que pueden infectarse por el rascado.

Para evitar las picaduras de insectos se recomienda:
* Evitar parecer u oler como una flor: al salir al aire libre, no usar vestimentas de colores vivos ni cosméticos perfumados.
* Evitar la ropa suelta, que puede atrapar insectos entre la tela y la piel.
* No caminar con pies descalzos ni apoyar el torso desnudo sobre el pasto. Usar calzado cerrado y no transitar por campos sembrados y floridos.
* Evitar los lugares donde puede haber hormigueros, panales de avispas o abejas. No acercarse a los recipientes que contengan residuos, no sentarse sobre troncos y usar repelentes de insectos.
* El olor de la comida atrae a los insectos, por eso hay que tener algunas precauciones al cocinar, comer o tomar bebidas dulces como gaseosas, jugos o helados.
* Los individuos que han tenido alergias severas por picaduras de insectos deben llevar consigo un botiquín de urgencia con elementos que el médico especialista haya aconsejado.
En la actualidad se puede resolver esta hipersensibilidad con vacunas que contienen los venenos de estos insectos, administradas en dosis progresivas.
3) La exposición al sol

También en verano suelen aumentar las alergias en la piel, como urticaria y eczema. El calor y la exposición al sol las pueden generar.

No sólo los alérgicos deben evitar la exposición prolongada al sol, sino todas las personas, pues es un maltrato innecesario para la piel. Hay que usar protección adecuada con cremas con filtros solares y permanecer poco tiempo y en horarios adecuados: antes de las 11 y después de las 16 horas.

La exposición al sol de manera frecuente es muy agresiva para la piel. La piel se arruga, se torna áspera, se descama, pierde elasticidad, y queda predispuesta a la aparición de lesiones malignas.
4) Otros factores
En verano es un placer sumergirse en piscinas o nadar en el mar. Pero las personas que tienen urticaria por frío deben tener especial cuidado cuando se sumergen en el agua fría, porque puede generarles ronchas, hinchazón en los labios y en la lengua.
Con algunas medidas de precaución, las personas alérgicas pueden pasar el verano sin sobresaltos. Es recomendable que consulten al especialista para que les indique medidas preventivas y el tratamiento más conveniente, en especial, si deciden salir de vacaciones.
Quiero  los artículos de Revista nVitrina en mi e-mail! Suscríbete Aquí

Gracias por tu visita!

Seamos gorditas, plus o curvy, simplemente somos "eXtra Lindas" Ayuda a difundir este espacio donde nuestras curvas son las protagonistas.

Lo más leído

Cortes de pelo para gorditas 2017

Siete razones de por qué las 'gorditas' serían buena pareja

Moda plus size sin límitaciones

Bajita a mucha altura

Cinturones para destacar silueta plus y curvy

OUTFITS CASUALES PARA GORDITAS | Primavera Verano 2017 | MODA PLUS SIZE

Vestidos de jeans para gorditas

10 Características de la mujer moderna